RUTAS EN AVILA
 

El arroyo de los Caballeros

14,3 Km.

Existen nada menos que tres grandes atractivos en el corto y suave recorrido por la garganta de los Caballeros. En primer lugar los berrocales, con sus esculpidas formas y sus piedras caballeras. En segundo lugar los hermosos paisajes de las faldas de Sierra Llana. Y finalmente las numerosas y excelentes pozas de aguas frescas y limpias que hay en la zona para darse un baño, tanto en la garganta de Galín Gómez como en la de los Caballeros.

DESCRIPCION

Comenzamos la ruta en el coqueto pueblo de La Nava, situado en un hermoso paraje de berrocales y roquedos con piedras caballeras. El granito es el protagonista indiscutible de la zona. Las construcciones se aprovechan de dicho material, lo que podemos comprobar visitando las estrechas calles y deleitándonos con su arquitectura tradicional.


Así mismo es un terreno abundantemente poblado por manzanos de muy buena calidad. Por si fuera poco, un arroyo de cristalinas y frías aguas atraviesa el pueblo.


Precisamente en el puente sobre el arroyo de Galín Gómez, sobre un tramo encañonado digno de admirar, comienza este recorrido (WP 1). Cruzamos el puente hasta llegar frente a un caos de bloques graníticos o berrocales. Giramos a la izquierda por una pista de cemento dejando a nuestra derecha una pista polideportiva y el cementerio. A los 400m, la pista, que ya es de tierra, se bifurca en tres. Optamos por la de la derecha, que va girando hacia ese mismo lado en llano hasta llegar en el km 0’8 (WP 2) a una moderna fuente de piedra. Circulamos por la pista junto a una regadera en algunos tramos. Hacia el frente podemos distinguir el pueblo de Navalonguilla y más arriba en el horizonte se dibuja la silueta del Tormal y Sierra Llana.


Un plácido descenso nos acompaña por el hermoso paraje entre abundante vegetación y onduladas lomas. No tomamos las pistas que mayoritariamente a la izquierda entran a diversas fincas. En el km 1’8, tras pasar un puentecillo, nuestra ruta girará a la izquierda y 200m más adelante encontramos una bifurcación con tres opciones. Tomaremos la que más asciende, la de la derecha, entrando en un pequeño pinar. Es el km 2 (WP 3).


Ya en el km 2’7 la pista gira 90 grados a la derecha y 50m más adelante (WP 4), una minúscula senda desciende al arroyo de Los Caballeros. Es preferible proseguir por la pista para gozar de unas buenas vistas. Aunque en principio parece poco marcada, tras pasar una regadera la pista se define claramente y asciende entre piedras. Al llegar a un alto el terreno se despeja permitiéndonos ver el pueblo de Navalonguilla a los pies del majestuoso Tormal, que continúa sus suaves líneas en Sierra Llana. Más abajo el arroyo de los Caballeros nos muestra una de sus muchas pozas de gélidas y transparentes aguas.


Seguimos alternando el descenso y el llaneo hasta llegar cerca de la garganta y en dirección contraria a su corriente proseguimos entre prados y rollos para llegar en el km 5’2 (WP 5) al puente de Navalguijo. Se trata de una conocidísima zona con merendero, parrillas, mucha sombra y una poza grande y hermosa que nos invita al baño. No podemos perdernos la vista desde lo alto del puente, para admirar los colores que se reflejan en el fondo.


Una vez cruzado el puente continuaremos por una carretera poco transitada hasta llegar al pueblo de Navalonguilla en el km 7. Es muy aconsejable disfrutar de un paseo por esta localidad de casas de piedra que se asienta en el margen derecho del arroyo de Los Caballeros. La carretera hacia El Barco de Ávila nos acompañará unos 400m. A la izquierda veremos un cartel del parque regional de Gredos junto a una pista. No tomaremos dicho desvío sino que proseguiremos unos 50 metros para optar por otra pista que también al lado izquierdo desciende suavemente junto a unos nogales. Estamos en el km 7’5 (WP 6).


Tras una zona de prados y rocas llegamos en el km 9 (WP 7) a una bifurcación. Obviaremos la pista de la izquierda que baja entre bastante vegetación y nos decidiremos por la de la derecha que llanea entre una espesa cubierta vegetal.


Tras unos 300m aparecerán cantos rodados, barro y agua en nuestro recorrido. Una curiosidad que podemos observar es el material utilizado en las paredes o vallas de los prados, que pese a ser de piedra como en otros lugares, se ha optado en este caso por la compleja labor de usar rollos para su construcción.
En el km 9’5 una pista a la izquierda desciende directamente hacia el río. Nos olvidamos de ella y proseguimos de frente llaneando hasta encontrar a menos de 500m una regadera paralela al camino, que nos acompañará hasta la carretera, en el km 10’1. Veremos al frente el pueblo de Tormellas al cual accederemos por la carretera llegando en el km 10’5. Podemos visitar el pueblo y echar un trago en su insólita fuente hecha de cantos rodados.


Continuaremos por la pequeña carretera hasta llegar en el km 11 (WP 8) al puente sobre el arroyo de Los Caballeros, desde el cual se divisa perfectamente el antiguo puente aguas abajo. Esta es otra hermosa zona apropiada para el baño y con abundante sombra ofrecida por alisos.


Nada más pasar el puente una pista a la izquierda nos conduce tras una dura y corta subida a una estrecha carretera. Proseguimos hacia la izquierda por dicha carretera para desembocar de nuevo en La Nava llegando al puente de inicio en el km 14’3.


Atención Si quiere que su establecimiento aparezca en esta sección, no dude en ponerse en contacto con nosotros

[Su publicidad aquí]