RUTAS EN AVILA
 

Vuelta al Llano de la Sierra

19,4 Km.

La Lastra del Cano es un pueblo situado a una altura de unos 1428 metros, esto nos da una idea de las características de la ruta. Se trata de un recorrido en el que subiremos a cotas por encima de los 1800 metros. Lo más reseñable de este recorrido son las vistas sobre el valle del Tormes y sobre las moles graníticas más importantes del macizo central de la Sierra de Gredos.

DESCRIPCION

Para llegar a la Lastra del Cano, desde Barco de Ávila, por la carretera del Puerto del Pico iremos al pueblo de la Aliseda. Al llegar, en la entrada, veremos el desvío a la izquierda, que sube hasta la Lastra del Cano.
La plaza, (WP 1) y su fuente de piedra, serán el comienzo de la ruta. De la misma plaza sale una carretera en bajada al vecino pueblo de la Lastrilla, hacia donde nos dirigiremos. Al entrar en el pueblo, seguiremos por una calle de cemento, la calle Lastrilla, que en ligera subida va girando hacia la derecha, hasta llegar a un pilón. Continuamos subiendo, hasta que la calle de cemento se acaba, convirtiéndose en un camino que se bifurca. A la derecha lo hace en subida y a la izquierda en bajada, por donde prosigue nuestro recorrido. La calle se convierte en un camino de tierra que nos saca del pueblo. El camino sube ligeramente, y en el km 1´1 (WP 2), se bifurca de nuevo. A la derecha, empieza a subir en un tramo encajonado. A la izquierda, girando 90º, sale otro camino por el que continuaremos. Es un camino ancho, prácticamente llano, que discurre entre robles, y desde el cual, tendremos una vista aérea de la Lastra del Cano. El trazado principal es evidente, no tomaremos ningún desvío.


En el km 2´4, salimos a la carretera, continuando por la derecha, dejando atrás los dos pueblos. Unos 400m más adelante, nos desviamos por una pista de tierra que sale a la derecha de la carretera (WP 3) y que sube progresivamente por la ladera.


Siempre en subida, vamos a llegar en el km 4´4 a la entrada de un pinar y a una bifurcación. Continuamos por la derecha, donde el recorrido empieza a tomar desnivel, hacia la parte alta del pinar. 100m después, continuamos hacia la derecha, siempre por la pista principal, y ahora en subida con un fuerte desnivel. En el km 5´3 aproximadamente, en una curva a la derecha, vemos un tramo que sale de frente, el cual descartamos. Continuamos subiendo de manera zigzagueante dentro del pinar, con tramos de fuertes rampas. Poco más de un km después, (WP 4) llegamos a la parte más alta del pinar, siendo el límite de éste, la izquierda del camino. A la derecha hay un desvío, por el cual continuaremos, mirando de frente al gran espacio que se abre delante de nosotros, donde destacaremos el circo de Cinco Lagunas, con algunos de sus picos y portillas más importantes, como Cabeza Nevada, La Galana, Los Riscos del Gutre o La Portilla del Rey, entre otros.


Poco después, en el km 6´7, en un cruce, giramos a la izquierda, para dirigirnos a otro pinar en el monte de Las Becedillas, justo enfrente de nosotros.


Al llegar al pinar, km 7´7, hay dos caminos que lo rodean. Continuamos por la derecha, casi de frente, en subida, en un tramo de piedra suelta. Unos 600m después, la pista gira a la izquierda, introduciéndonos de nuevo en el pinar. La pista es muy ancha, y el único camino posible a seguir. En el km 8´3, un ramal menor sale por la izquierda. La descartamos y seguimos subiendo, de frente, ya con menos pendiente.


En el km 9´3 (WP 5), llegamos a un cruce, en un paraje conocido como El Colgadizo, A la izquierda y en un punto más alto, podemos ver un puesto de vigilancia contra incendios. Continuamos de frente, en la misma dirección, en un tramo llano, que empezará a bajar, por un tipo de firme distinto al que traíamos, ya en dirección al pueblo de Navasequilla. La pista se convierte en un camino zigzagueante más estrecho, en bajada, con bastante piedra suelta y rodeado de piornos.


En el km 11´2, salimos a una pista más ancha, continuando por la derecha, en bajada y a media ladera, hasta un km después, en que llegamos al pueblo. Entramos por la calle Fragua, que nos lleva a una especie de plazuelilla, (WP 6), en la que hay un pilón con dos caños, de fresquísima agua, ideal para repostar después de la dureza de la primera parte de este recorrido.


Seguimos hacia la derecha, por una calle en subida, que sale del pueblo, hasta el cementerio. Pasado éste, nos salimos de la carretera por la derecha, subiendo por una pequeña ladera de vegetación arbustiva. Buscaremos los restos de dos paredes de piedra, que eran parte de la antigua calle que iba de este pueblo a Horcajo de la Ribera. Enfrente, vemos dos postes de tendido eléctrico, que quedan a la izquierda sirviéndonos de referencia. Nos dirigimos hacia ellos y buscaremos la huella de una senda, que ya en bajada, y dejando el tendido eléctrico a la derecha, nos va a llevar de nuevo a la calle, que reconoceremos por su vallado de piedra, en un recorrido sinuoso, con piedra suelta y algún tramo más despejado. Al fondo, enfrente y por debajo de nosotros, en una vaguada, empezamos a ver el pueblo de Horcajo.
Continuamos la bajada, siempre con precaución, y en el km 13´5 aproximadamente, nos vamos a encontrar de frente con una pequeña pared de piedra. A la izquierda sale un camino y de frente, ligeramente a la derecha, una senda, paralela a otra pared de piedra. Por cualquiera de los dos caminos, saldremos a la carretera que va a Horcajo, situado en el km 14 del recorrido.


Al llegar, giramos por la primera calle a la derecha, cruzando una pequeña regadera, que se pierde entre callejuelas hacia la parte baja del pueblo. Continuamos hasta la iglesia, rodeándola por la izquierda. Nada más pasar la iglesia, seguimos por la Calle de la Fuente. En ligera bajada hacia la derecha, saliendo del pueblo, veremos una pequeña fuente de piedra. Un poco más adelante, en el km 14´4 (WP 7), giramos a la izquierda, bajando hasta el cementerio. Al pasar al lado, vemos un desvío a la izquierda, por el que continuamos. Unos 200m más abajo, al lado de otra fuente, nos desviamos a la derecha por un camino que nos lleva más abajo a una pequeña poza de riego.


A la altura de esta poza, que está a la derecha del camino, giramos a la izquierda, adentrándonos en una interesante senda que en progresiva subida recorrerá la ladera opuesta a la del pueblo, ya en dirección a la Lastra del Cano.


En el km 16 (WP 8) la senda se divide, continuando por la vertiente izquierda, llana, en ligera bajada y con un trazado más limpio. Esta senda aún sirve de vía de comunicación, sobre todo ganadera, entre Horcajo de la Ribera y la Lastra del Cano. Es un camino variado, con pequeñas ondulaciones y giros, en el que la vegetación predominante es de nuevo el roble.


Aproximadamente en el km 17´3 (WP 9) llegamos de nuevo al pinar que atravesamos al principio del recorrido, pero por su otra vertiente. La senda transcurre brevemente por él, saliendo de nuevo a un terreno en el que predominan las plantas arbustivas, y desde donde ya vemos al fondo la Lastra del Cano. Seguimos la senda, teniendo el pueblo como referencia visual, para salir en el km 18´7 a la carretera. Cruzamos al otro lado y giramos a la derecha, para continuar por la senda, que en poco más de 400m no llevará al pueblo, cuando se cumple el kilómetro 19’1.

 


Atención Si quiere que su establecimiento aparezca en esta sección, no dude en ponerse en contacto con nosotros

[Su publicidad aquí]