RUTAS EN AVILA
 

Vuelta a Becedas

10 Km.

Becedas, rozando la frontera natural con la provincia de Salamanca, es la población cabecera del valle del Becedillas, y es por parte de él por donde transcurre esta sencilla ruta. Aprovechando el trazado de antiguos caminos, enlazaremos algunos de sus pueblos más representativos, con el pico de la Peña Negra vigilándonos desde lo alto.

DESCRIPCION

Damos comienzo a nuestro periplo en la misma plaza mayor del Barco de Ávila (WP1), dirigiéndonos al final de la calle mayor girando a la derecha para cruzar el puente románico. Una vez atravesado, dejamos la ermita del Cristo del Caño a la izquierda subiendo por una fuerte rampa hasta el Hotel Manila, en el km 0`6 (WP 2). Cruzamos la carretera y justo enfrente del hotel nos queda una ancha pista muy marcada que tomaremos. En principio está en buen estado y asciende muy suavemente. Toda la primera parte de ésta Para llegar a Becedas, tomaremos la carretera C- 500, desde Barco de Ávila a la conocida población de Béjar. Antes de subir el corto puerto de la Hoya, llegaremos a Becedas.


La iglesia, de la que caben destacar los elementos renacentistas y manieristas de su interior, será la referencia para el comienzo de la ruta (WP 1). Saldremos a la carretera por la calle de La Iglesia, para girar a la izquierda, atravesando el pueblo, en dirección a Béjar. Antes de salir del pueblo, en la última casa a la derecha, nos desviamos por una calle de cemento, que baja en línea recta, hasta encontrarse con la calle Santa Teresa, donde giramos a la izquierda, para salir del pueblo hacia el cementerio. Antes de llegar al cementerio, nos desviamos a la izquierda por un camino de tierra, en el km 0´9 (WP 2). Continuamos por el camino, al lado de vallas de piedra, rodeados de fincas, prados y robles, hasta el km 1´7, llegando a una bifurcación, en la que a la izquierda al fondo, podremos ver un crucero de piedra. Nosotros seguimos por la derecha, casi en la misma dirección que traíamos, por el mismo camino.


El camino continúa en ligero ascenso, hasta que en el km 2´4, aproximadamente, giramos 90º a la derecha por otro camino que sube bruscamente, y que a los pocos metros se convierte en senda. La subida es corta, en línea recta, hacia un canchal que tenemos justo enfrente, y bajo él, la senda da de nuevo a otro camino más ancho, (WP 3), continuando por la izquierda. El recorrido sigue en ascenso, aunque de manera más progresiva, en dirección al pueblo de Neila de San Miguel.
En el km 3´4 llegamos a un bosquete de castaños centenarios, que nos reciben a la entrada del pueblo. Pocos metros después, antes de entrar al pueblo y a la izquierda, podremos observar una fuente de piedra con lavadero, de típica construcción, a la vez que disfrutamos de una vista panorámica de Becedas y parte del valle.


Continuamos de frente, hasta las primeras casas, girando a la izquierda, por la calle de la Iglesia. Saldremos a la plaza, en la que hay un crucero, y de frente, cruzamos la carretera, para continuar por la calle de la Cruz, hasta el final.


La calle y las casas del pueblo terminan y comienza un camino de tierra. A los 10m de transitar por él, a la izquierda, entre vallas de piedra, veremos una verja metálica. Pasamos al otro lado en el km 3´7 (WP 4), y paralelos a una valla de piedra situada a la derecha, continuamos por un camino en bajada, que discurre encajonado entre paredes de piedra y con un trazado ondulante. En la parte más baja, en una pequeña vaguada, cruzamos el arroyo de la Canal. El camino continúa a la derecha, en una corta pero fuerte subida, pasando al lado de una edificación, que se sitúa a la derecha, en el km 4´6. Cien metros después (WP 5), salimos a un cruce con una pista ancha y de buen firme, y al fondo, de frente, podemos ver una vaquería con unos corrales para el ganado.


Continuamos a la derecha, en dirección a la vaquería, que queda a la izquierda del camino. Pasamos estas instalaciones y el camino continúa entre la valla de piedra de un corral a la izquierda y la valla de piedra de una finca a la derecha.


En la esquina del corral, donde acaba la valla de piedra, km 5´2 (WP 6), giramos a la izquierda por un camino más estrecho, con piedra suelta, que baja progresivamente, en algunos tramos muy encajonado. El principio del tramo discurre a la izquierda de la valla de piedra del corral de ganado, paralelo a ella. Poco después, en el km 5’7, cruzamos el arroyo de San Bartolomé, por unas pasaderas de piedra, que dan a la carretera que va al pueblo de San Bartolomé de Béjar. Continuamos por la derecha, hasta el pueblo. Al llegar a éste, seguimos por la carretera, rodeándolo por la izquierda, hasta un cruce en el km 6´5 con la carretera C-500, que se dirige a Béjar.


Cruzamos y continuamos de frente, por una ancha y empinada pista, que si vamos en bicicleta, nos tomaremos con calma. Por suerte el tramo de subida es corto, y aproximadamente a los 200m llegamos a un rellano antes de continuar subiendo. En este punto (WP 7), entre robles, sale un camino llano, a la izquierda, a media ladera. Es el antiguo camino a Béjar, por el que vamos a continuar, con la huella bastante marcada, pero en algunos tramos y dependiendo de la época del año, muy cerrado de vegetación. Convertido en senda ,sigue en el mismo sentido, ya en la dirección de Becedas, prácticamente llano, empezando a descender en el km 7 aproximadamente.


A los 300m de empezar a descender, (WP 8), llegamos a una pequeña repoblación de pinos, que quedan a la izquierda del recorrido. Continuamos bajando, bordeando los pinos y girando poco a poco hacia la izquierda, hasta encontrarnos con una senda, ahora entre robles.


Aproximadamente en el km 7´6 (WP 9), cruzamos el arroyo de Las Jarillas, para continuar la bajada de frente, hasta encontrarnos otra vez con un camino más ancho. Este camino discurre entre escobas y robles, para poco a poco, convertirse en una pista de doble rodada mucho más clara.


Esta pista, en el km 8´3, va a dar a otra, que baja por la derecha y que continua casi de frente, ligeramente a la izquierda, al igual que nuestro recorrido. Este tramo, es un falso llano, en ligera bajada, hasta el pueblo de Becedas, que ya podemos ver enfrente nuestro. Con la torre de la iglesia sobresaliendo por encima de los tejados, tendremos la última referencia para completar el recorrido en el km 10.

 



Atención Si quiere que su establecimiento aparezca en esta sección, no dude en ponerse en contacto con nosotros

[Su publicidad aquí]